Practicas-en-el-extranjero

7 Consejos para encontrar unas prácticas en el extranjero

Últimamente recibimos muchas solicitudes de gente que quiere realizar prácticas de trabajo en el extranjero. Lo cierto es que trabajar fuera es una gran experiencia, mejoras mucho el currículum, ves como es una cultura laboral distinta a la española y en muchos casos supone la primera vez que se va a vivir fuera del nido.

Aunque es una experiencia que recomiendo encarecidamente hacer, no todo el mundo está preparado para enfrentarse a una aventura como esta.

Aquí, quiero daros algunos consejos y formas de prepararse de cara a un programa de prácticas en el extranjero, para afrontarlo con éxito y que sea la mejor experiencia posible.

7 Consejos para encontrar unas prácticas en el extranjero

1. Pon en orden tus expectativas

Lo primero de todo, y no me cansaré de decirlo, es muy importante ser realista. Uno, cuando se pone a buscar un programa de prácticas de trabajo espera currar en Apple, ganar 1000$ al mes, tener un apartamento en Manhattan que paga la empresa, ser el asistente personal de Tim Cook y que seguro que este se va a dar cuenta de mi valía y me va a nombrar subdirector de la división de unicornios de Apple. Pues eso, os aviso desde ya, es poco probable que pase.

Bien, estoy de acuerdo con que en esta vida es importante apuntar alto para llegar lejos, pero hay un punto en el que tenemos que ponernos realistas. Un programa de prácticas no deja de ser eso, prácticas. El objetivo es que el participante pueda aprender como es el mundo laboral y adquiera su primera experiencia profesional.

En la mayoría de los casos, las empresas lo que buscan es a alguien que les ayude con la carga de trabajo durante las temporadas altas,  no buscan a grandes profesionales, ni quieren ampliar su plantilla. Igualmente no suelen ser trabajos remunerados. Lo que se obtiene a cambio del duro trabajo es experiencia  y formación, y a la hora de plantearse hacer unas prácticas  hay que tener en mente que lo que queremos es eso, ganar experiencia.

2. Idioma, idioma, idioma

Mucha gente nos llama pidiendo unas prácticas en Inglaterra, y cuando les preguntamos por el idioma nos dicen que tienen un nivel B1. Bien, aunque este no es mal nivel, sí que es un poco bajo para hacer unas prácticas de trabajo.

Os pongo el ejemplo de un chico que quería irse a un hotel en Inglaterra a trabajar y no tenía ni idea de inglés. Al ver que no le podíamos ofrecer nada se quejó y su respuesta fue: “Bueno, ya si eso me voy un mes antes y yo creo que en un mes ya he pillado eso del inglés”… Por supuesto, no consiguió siquiera una entrevista.

Para encontrar unas prácticas en el extranjero es muy importante tener un buen dominio del idioma del país de destino. Nadie quiere contratar a alguien en su empresa que no sepa hablar su lengua. Igualmente, cuanto mejor hables el idioma del país al que vas, mejores puestos de trabajo y más responsabilidades vas a conseguir. A fin de cuentas, nadie te va a confiar que revises un supuesto en un despacho de abogados en Manchester si no eres capaz de entenderlo.

Un buen nivel para empezar a buscar trabajo sería un C1, esto equivaldría al Advanced en inglés. El B2 (equivalente al First) se queda un poco bajo.

Os recomiendo este post de mi compañero David Warner, que habla de su experiencia entrevistando y contratando a  gente con un supuesto nivel de inglés alto …

3. Elige bien el destino

¿A dónde quieres ir? ¿Por qué? Estas dos preguntas son mucho más importantes de lo que parece a simple vista. Mucha gente directamente nos dice, yo me quiero ir, pero me da igual a donde, solo quiero trabajar… Esto suele resultar en frustración y en una mala experiencia. Y no porque las prácticas sean malas o un sitio sea mejor que otro, si no simplemente porque el destino no encaja con la persona.

Hay que analizar bien a dónde irse y hacerse estas preguntas: ¿Es el país adecuado para mí? ¿Es la ciudad perfecta para mí? ¿Conozco a alguien ahí? ¿Es fácil de llegar? ¿Cómo son las empresas con sede allí?

No es lo mismo el ritmo de una gran capital como puede ser Londres al ritmo más tranquilo de una ciudad costera como Bournemouth.

Luego, tendrás que preguntarte si puedes ir a ese país. Muchos países necesitan visado, así por ejemplo buscar unas prácticas en Estados Unidos o Canadá puede ser más complicado si no están asociadas a programa educativo, mientras que en Francia los españoles podríamos empezar a trabajar mañana mismo. Elige a dónde quieres ir, y empieza por visitar la página de web de su consulado o embajada.

4. Prepara tu CV

Un buen currículo es esencial, tiene que ser limpio, claro y ordenado. Debe exponer tu educación, tu experiencia previa y tus aficiones. Y sobre todo, debe estar traducido al idioma del país donde te quieras ir. Por muy bonito que sea el CV, y aunque hayas trabajado previamente en el Banco de España y con grandes honores, el responsable de contratación del Banco Central Europeo en Frankfurt es poco probable que lea tu currículo si está escrito en la lengua del Quijote.

Una buena traducción es esencial, y hay que evitar las faltas de ortografía. No queda nada bien eso de English level “Veri god”.

5. Escribe una carta de presentación

Hoy en día no vale solo con el CV, también es importante acompañarlo de una buena carta de presentación. En la carta tienes que hablar un poco de ti mismo, de tu experiencia, de tus logros y de por qué quieres ir a trabajar fuera. Normalmente no sabrás nada de la empresa para la que vas a mandar la carta cuando la escribas, y en la empresa lo sabrán, por lo que evita las frases del tipo, quiero trabajar en su empresa porque es una de las mejores del mundo. Se sincero, expláyate y sobre todo, véndete bien.

Por supuesto, la carta debe ir en el idioma del país al que quieras ir.

6. Prepárate la entrevista

Por supuesto, tendrás que pasar una entrevista antes de tener una oferta, y la impresión que des va a ser determinante.  Lo que se suele buscar en estas entrevistas va a ser, sobre todo, tu dominio del idioma y tu desenvoltura. Nadie espera que tengas una gran experiencia laboral, al fin y al cabo estamos hablando de unas prácticas, cuyo objetivo es aprender, pero si se espera que seas confiado, dispuesto y desenvuelto, así que saca tu mejor cara y no vaciles mucho.

Gracias a las nuevas tecnologías, lo más probable es que te hagan la entrevista online por medio de Skype, Google Hang Outs, Facetime o algún programa similar, así que aunque la entrevista no sea en persona, cuida muy bien tu imagen y dónde vas a hacerla. Ponte traje y arréglate y nada de ponerse solo la parte de arriba del traje y abajo el pijama, nunca se sabe cuando te vas a levantar.

También cuida el entorno, a lo mejor no es mala idea quitar el póster de las Tortugas Ninja que hay en la pared de tu habitación y ordenar la montaña de ropa sucia de encima de la cama. Cuida también de cerrar puerta y de avisar a todo el mundo en la casa que tienes una entrevista, no queda nada bien ese grito de ¡Qué se enfrían las croquetas! en medio de tu conversación con el entrevistador.

7. Aprende a cocinar

Este es mi último consejo, y quizás uno de los más importantes. Te vas a ir al extranjero, vas a vivir solo probablemente durante unos meses y encima tu presupuesto seguramente sea un poco ajustado. Así que si no quieres estar tres meses comprobando si comer únicamente McDonalds en el fondo no es tan malo para la salud, te aconsejo que aprendas a cocinar.

Además, seguro que todo lo que aprendas te acabará sirviendo para el resto de tu vida.

 

Espero haber sido de utilidad. Si alguno de mis fieles lectores ya ha hecho unas prácticas, o está ahora mismo fuera, os animo a dejar comentarios y contarnos que es lo que les ha servido.

 

ASTEX

Departamento Programas de Idiomas

 

Puntuación
[Total: 0 Media: 0]
No hay comentarios

Escribe un comentario