voluntariado internacional

4 proyectos de voluntariado internacional en Asia

Hoy os queremos presentar una forma diferente de viajar: el Voluntariado Internacional. La mejor manera de conocer la cultura de un país a fondo, a la vez que creces como ciudadano del mundo.

Cada vez son más las peticiones que recibimos día a día sobre programas de voluntariado en los países del Sudeste Asiático, China, Camboya, Tailandia, Vietnam… Son destinos que hasta hace poco permanecían cerrados al mundo Occidental y que durante los últimos 20 años han abierto sus puertas y cuentan con cada vez más turistas. Son los destinos de moda, ya sea por sus espectaculares paisajes, su naturaleza salvaje, sus costumbres diametralmente opuestas a las europeas o su comida llena de contrastes. El turismo allí abarca todos los rangos, desde una romántica luna de miel llena de lujos, hasta un viaje mochilero de bajo presupuesto compartiendo habitación todas las noches con desconocidos. El problema es que este tipo de viajes cada vez más de moda, hacen que el viajero solamente arañe la superficie de toda la riqueza que este país puede ofrecer: su gente, sus costumbres, su forma de trabajar, de entender la vida, el trabajo la familia…

Para poder profundizar realmente en la cultura asiática, y aprender de primera mano la historia reciente de estos países, nosotros lo que ofrecemos y recomendamos son los programas de voluntariado. No quiero engañaros, no se trata de llegar allí y convertirse en el salvador de la humanidad, porque sinceramente, en dos o tres semanas, tampoco vas a conseguir mucho… Se trata de aprender, de concienciarse, de descubrir, de conocer personas nuevas, ampliar los puntos de vista y en definitiva de crecer como persona y que el cambio se refleje dentro de uno mismo y en su rutina diaria, y ya de paso echar una mano, que eso nunca viene mal.

Los proyectos de voluntariado disponibles son muy variados, pero todos se basan en la convivencia con otras personas y voluntariados, y en aprender día a día de ellos. Estos son solo algunos ejemplos:

1. Proyecto de voluntariado en orfanatos

Por desgracia y debido a la pobreza o los conflictos bélicos, muchos niños en la India quedan huérfanos o abandonados. El desarrollo completo de los niños, y no solo a nivel físico, si no también psicológico y espiritual, empieza a ser cada vez más, una prioridad para los distintos gobiernos. Los proyectos de cuidado de niños se basan en el crecimiento académico, emocional y social de estos.

voluntariado-orfanatosAl participar en este proyecto, asistirás a un orfanato y las tareas del voluntariado abarcan de todo, desde darles de comer, llevar un control de las comidas, administrarles medicinas, acostarles, etc. hasta enseñares inglés o matemáticas, jugar con ellos, cantar canciones, dibujar, hacer actividades y deportes…

En definitiva, poder colaborar a que los pequeños tengan una infancia feliz.

2. Proyecto de voluntariado ayudando al desarrollo de la mujer

Muchas de las culturas locales han relegado el papel de la mujer en la sociedad hasta límites marginales. Muchas mujeres no aprenden nunca un oficio, no conocen sus derechos y quedan relegadas al papel de meras sirvientes dentro de su propia casa.

voluntariado-extranjeroLos proyectos de desarrollo de la mujer, buscan ofrecer a las mujeres la expansión de sus horizontes y darles un sentido de autodesarrollo y fortalecimiento.

Esto se consigue a través de talleres y la enseñanza de oficios, con clases de inglés, con actividades para niñas y adolescentes, o simple y llanamente manteniendo conversaciones o ayudando con las tareas domésticas.

3. Proyecto de voluntariado dedicado al cuidado de personas mayores

Al igual que los niños son abandonados en orfanatos, muchos ancianos quedan solos cuando ya no pueden valerse por si mismos. Acaban recogidos en asilos y olvidados por sus familiares. Los participantes de este proyecto, se benefician de escuchar y asombrarse con las historias que estas personas tienen que contar.

voluntariado-cuidado-personas-mayoresEl proyecto supone mucho trabajo de mantenimiento del asilo, como la limpieza de dormitorios, cuartos de baño, cocinas, jardines, etc. además del cuidado directo de los ancianos, darles de comer, higiene diaria, ayudarles a ir al baño,  hacer la colada, hacer la cama y por supuesto y más importante, hacerles compañía, conversar y pasear con ellos y aprender de su experiencia.

4. Proyecto de voluntariado con animales

En países como Tailandia y la India, los derechos de los animales son casi inexistentes. El entrenamiento tradicional de los animales pasa por el maltrato físico del elefante hasta que pierde completamente su voluntad y libertad. Afortunadamente, existen santuarios que aún se preocupan por el bienestar de estos animales, y deciden entrenarlos a través del refuerzo positivo en vez de con el maltrato.

voluntariado-cuidado-animalesTrabajando en uno de estos proyectos, podrás convivir con entrenadores locales y trabaras en contacto directo con los animales, ayudando en la limpieza, dándoles de comer, en incluso aprendiendo del veterinario y ayudándoles a que esté sanos.

Además, podrás convivir y aprender de las comunidades locales que viven de estos hermosos animales, y el trabajo no se limitará al cuidado de los elefantes, sino también al trabajo con los niños locales, la enseñanza de inglés matemáticas e informática, hacer juegos y actividades, o incluso crear hábitos de vida saludable.

Estos son solo algunos ejemplos de lo que este tipo de programas te pueden ofrecer, por supuesto, existen mil proyectos más, pero creemos que esta es una buena forma de empezar.

Como siempre, puedes compartir tu experiencia a través de los comentarios.

 

ASTEX

Departamento Programas de Idiomas

 

Puntuación
[Total: 0 Media: 0]
4 Comentarios
  • Laura
    Posted at 16:53h, 28 julio Responder

    Precioso proyecto y excelente artículo.

  • Clara cortes
    Posted at 16:53h, 28 julio Responder

    Increíble artículo! No dejara a nadie que lo lea indiferente!

  • cristina
    Posted at 17:11h, 28 julio Responder

    interesante artículo

  • José
    Posted at 15:04h, 29 julio Responder

    Después de leer este artículo, me quedo con las ganas de probar alguno de estos cuatro tipos de voluntariado.

Escribe un comentario