Vale, ya sé inglés. ¿Empiezo con otro idioma?

Curioso planteamiento pero se me ha presentado en más de una ocasión. Y la respuesta es…. Que sí, por supuesto o  que no, por supuesto.

Y antes de que parezca que no estoy diciendo nada, paso a explicarme. En realidad depende de si la premisa de la que partimos (“Ya sé inglés”) es correcta.

Si efectivamente ya hablas inglés a buen nivel, empezar con otro idioma no es solo rentable sino que además puede que resulte más sencillo, puesto que ya has demostrado que tienes facilidad para el lenguaje.

Pero ¿realmente sabes inglés? En los años que llevo realizando pruebas de nivel (me temo que bastantes más de los que me apetecería confesar) solo he encontrado un puñado de personas con nivel de inglés realmente bilingüe. Con esto me refiero a españoles que cuando hablan inglés no se les nota que no son hablantes nativos.

Vale. Probablemente no queremos llegar a hasta ese punto. Pero nuevamente, cada año solo encuentro a aproximadamente una docena de personas que, sin sonar necesariamente como hablantes nativos, se expresan en inglés con la suficiente soltura como para llevar el peso de una negociación o una presentación, o redactar un documento sin ayuda (Lo que sería un nivel parecido a Proficiency en los exámenes de Cambridge, o el elusivo C2 según el Marco Común Europeo).

Si realmente no estás a ese nivel. ¿Vale la pena comenzar a estudiar otro idioma? El mercado es cada vez más exigente. Aquello del “nivel intermedio-alto” de inglés que aparece en tantos curriculum vitae junto a “informática a nivel de usuario” y “ carné de conducir” ya no nos va a llevar muy lejos. Seguramente es el momento de que potenciar lo que sabes en lugar de diversificar conocimientos. Aunque solo sea por aquello de que “el que mucho abarca….”

Si quieres saber más, pulsa aquí.

 

David Warner

Director

ASTEXPRO

No hay comentarios

Escribe un comentario