Una nueva etapa en formación

El e-learning ha resultado ser un sistema útil para todo tipo de formación. No obstante, el caso del aprendizaje de idiomas es diferente, ya que el objetivo no es tanto memorizar información como aprender a comunicarse, a interaccionar con otros.
Los primeros métodos on-line diseñado para la adquisición de una segunda lengua no dieron resultado y registraban índices de abandono de hasta el 80%.
En la actualidad hay métodos mucho más desarrollados. Aunque su calidad sigue siendo claramente inferior a la formación presencial, al menos en España, los nuevos sistemas e-learning han avanzado considerablemente.

Hablamos, claro está de blended learning, cursos en los que el componente on-line y la formación presencial, están tan perfectamente integrados que no pueden seguirse por separado. Esto obliga a los alumnos a utilizar ambas modalidades de formación.

Un segundo avance en el caso de grandes empresas es la creación de un portal de idiomas corporativo. Esto permite a los trabajadores interesados en mejorar su nivel de inglés o español (los idiomas más habituales) conectarse y realizar ejercicios o actividades breves, en muchas ocasiones relacionadas con las noticias publicadas sobre su propia empresa.

Ventajas y desventajas del e-learning para una empresa cualquiera.

La ventaja principal sigue siendo el coste. Muchas empresas tienen un importante colectivo de trabajadores con un nivel tan bajo en un segundo idioma que no resulta rentable ofrecerles formación presencial, pero sí se les puede ofrecer formación on-line, al menos hasta que alcancen un nivel mínimo que les permita incorporarse al programa de formación presencial.
Por otra parte, la dispersión geográfica hace que el e-learning sea la única posibilidad de recibir formación para algunas personas. Por el momento, es la única herramienta de aprendizaje que puede ofrecer continuidad a un mismo participante sin importar el lugar en el que se encuentre o el momento en que pueda recibir su formación.

Como desventajas hay que mencionar que la calidad de los cursos sigue estando por debajo de otros tipos de formación y que el índice de abandono sigue siendo muy alto, particularmente porque son pocos los programas que cuentan con una estructura organizada, o que explican al alumno como navegar por su curso.
Por esta razón en ASTEX entendemos que las tutorías telefónicas son un elemento indispensable en nuestros programas de e-learning.

El futuro ante la crisis.

Puede parece paradójico, pero el clima es favorable al e-learning, precisamente porque permite seguir ofreciendo formación a un menor coste.
La inversión crecerá porque esta modalidad de formación permite ofrecer formación a más personas sin incurrir en grandes desembolsos. A medida que aumenta la demanda, los proveedores de este tipo de formación están adaptando sus cursos a las exigencias del mercado y es de esperar que en el futuro cercano exista una gama extensa de cursos de idiomas de alta calidad.

La inversión en formación no ha variado cuantitativamente, pero si es cierto que los departamentos de formación son mucho más precavidos a la hora de adquirir cursos de alto nivel.
Asimismo, las reestructuraciones que han ocurrido en algunas empresas, con los consiguientes aumentos en la carga de trabajo, impiden a muchos empleados acceder a la formación, con independencia de que haya presupuesto para ello o no.

La formación online en España: el gran reto.

En la mayoría de países europeos se utilizan herramientas de e-learning semejantes a las que hay disponibles en España. La gran diferencia está en la cultura empresarial. En la mayoría de los países europeos la formación es parte de la estrategia de la empresa y las acciones formativas son obligatorias y se realizan durante la jornada laboral. En España la formación todavía se considera un beneficio social, la formación es voluntaria y se realiza mayormente fuera de la jornada laboral.

Cristina Hernández
Dpo. Formación a distancia ASTEX.

No hay comentarios

Escribe un comentario