Un esfuerzo recompensado

Recientemente he visitado a algunos de mis alumnos que están estudiando el Bachiller Internacional en Reino Unido. Sus comentarios me han llevado a la conclusión que ojala todos pudieran experimentar y pasar por este tipo de estudios.

Comentan que son dos años muy duros en los que no hay descanso ni tiempo de distracción, pero que saben que al final tienen una gran recompensa.

Su inglés mejora de una manera impresionante, no a nivel de usuario o manejo diario sino a nivel universitario y profesional. Utilizan y emplean vocabulario especializado, aprenden a escribir todo tipo de documentos, a hacer investigaciones previas a sus clases y a enriquecerse de todo tipo de herramientas de información para poder hacer sus trabajos al nivel que se les exige.

Gracias a todo su esfuerzo durante estos dos años, tienen claro por compañeros mayores con los que han compartido su experiencia en algún punto, que la entrada a la universidad es mucho más sencilla y llevadera que para el resto de alumnos que han estudiado en un colegio privado o público en nuestro país.

Están acostumbrados a largas horas de estudio, a resumir y esquematizar las ideas más importantes, a buscar información y poder reproducirla de manera oral y escrita sin miedo alguno y además cuentan con el plus de tener un inglés excelente.

Aunque quizás éste no sea un programa para todos los alumnos, aquellos que tengan ganas de trabajar duro, de esforzarse y sean buenos académicamente, saben que a la larga les habrá valido la pena y tendrán mucho camino andado…

Puntuación
[Total: 0 Media: 0]
No hay comentarios

Escribe un comentario