Sin formación no hay gestión de talento

Cada revista especializada que leo, cada congreso de Recursos humanos al que acudo, dedica una considerable cantidad de esfuerzo a enfatizar la importancia de lo que se ha venido en llamar Gestión del Talento. De modo que se nos bombardea con novedosas ideas sobre sistemas adecuados de reclutamiento, gestión del desempeño, programas de liderazgo, mentoring, planes de carrera, y demás tópicos con los que no vale la pena aburrir al lector, pero que nos lleva inevitablemente a un modelo de gestión por competencias.Podemos estar en desacuerdo con que ese sea el modelo más adecuado, pero en la actualidad es el que prevalece y son las reglas del juego.

Y puesto que estas son las reglas del juego. ¿Qué potencial real de crecimiento tiene en tu empresa un excelente especialista, con enormes dotes de liderazgo… y un bajo nivel de inglés?

Nos sigue resultando muy fácil pasar por alto el dominio del inglés como competencia, y sin embargo, es tan importante como cualquier otra. Acaso más, por cuanto más de una promoción se ha visto frenada por desconocimiento del idioma y ha terminado yendo a parar a alguien menos cualificado pero con mayor proyección internacional, con el perjuicio que eso implica, no solo para el interesado, sino para la propia organización, que ve como uno de sus miembros más validos no puede asumir nuevos retos por una deficiencia tan obvia.

Es obvio que todavía nos queda un camino que recorrer en la formación en idiomas a nivel corporativo, y sin directores de formación con los pies en el suelo dispuestos a  suministrar la formación que realmente necesitan sus organizaciones, la gestión de talento no pasa de ser un manifiesto de buenas intenciones.

¡Manos a la obra, por lo tanto! Si quieres ver lo que ASTEX puede hacer por tu empresa en este sentido, visítanos en nuestra web.

 

David Warner

Director

Astex, Servicios Lingüísticos

No hay comentarios

Escribe un comentario