Mejor cuanto más simple

Al hilo de lo que escribía hace unos meses sobre centralizar o descentralizar la formación, y sobre la conveniencia de utilizar varios proveedores de formación, hace poco hablaba con el director de formación de un importante grupo naviero con oficinas en varios puntos de España. Hasta el momento, la empresa había ido solventado sus necesidades de formación en idiomas acudiendo a un proveedor diferente en cada localidad.

Aunque ocasionalmente puede haber buenas razones para tener más de un proveedor de formación, el riesgo es alto, sobre todo en lo que se refiere a la homogeneidad en la formación, procesos y facturación.

En el caso que nos ocupa, el director de formación optó por un único proveedor de formación para el curso que viene. De este modo, se asegura de que toda la formación en idiomas del grupo siga los mismos parámetros; la información que obtiene  es mucho más sencilla de manejar que si le llegase a través de varias fuentes distintas y simplifica procesos administrativos. Al final las ventajas son considerables.

Y es que cuanto menos nos complicamos mejores resultados obtenemos.

Si deseas ver el alcance geográfico de la formación que puede impartir ASTEX, pulsa aquí.

David Warner

Director ASTEXPRO

Puntuación
[Total: 0 Media: 0]
No hay comentarios

Escribe un comentario