La primera salida al extranjero. Inquietudes de una madre

Desde estas navidades, me estoy planteando la primera salida de mi hija al extranjero. Es un tema que todos los padres sabemos que tarde o temprano nos tenemos que poner a pensar, ya que sabemos la importancia que tienen los idiomas hoy en día. También sabemos que en este mundo en el que vivimos cada vez es más importante que los niños tengan una personalidad bien forjada y con las herramientas suficientes para “sobrevivir” en el mundo real que está fuera de las puertas de nuestra casa.

Mi principal inquietud es, ¿Cuál es el sitio perfecto para mi hija? Un colegio grande, pequeño, mixto, católico, con deportes, sin deportes, con clases intensivas, con pocas clases, con nativos, sin ellos…??? uffff! Demasiadas opciones! Lo que tengo claro es que el sitio perfecto es donde a ella le apetezca ir.

Con esto no quiero decir que si ella me dice que se quiere ir con 9 años a Barbados sea lo mejor para ella! No, a lo que me refiero es que ella es la que tiene que tener ganas de ir “al extranjero”; claramente yo tengo que motivarla y explicarla la experiencia que va a vivir, lo que le va a aportar y lo que va a aprender, pero después de eso ella tiene que estar como loca por irse a un sitio nuevo, desconocido y lo más importante, sola.

Creo que tengo claro que es lo que quiero que le aporte esta primera salida a mi hija. La primera salida es la más importante de todas, esta experiencia determinará el que ella quiera volver a salir el verano que viene o no! Para mí eso es fundamental, el que ella vea esto como un regalo y como un plan de verano más que apetecible. Quiero que sean unas vacaciones en las que ella se lo pase fenomenal, tenga clases de inglés (para la primera vez no pretendo que vuelva con un nivelón!), deportes, excursiones, nuevos amigos de su edad y extranjeros, pero sobre todo que se sienta como en casa.

Que los monitores la traten como la trato yo, que la vigilen cuando come, que la animen a hacer amigos, que conozca cosas nuevas, y un largo etcétera.

Debe de ser la voz de la experiencia la que me dice que los coles especiales de “primera salida” son exactamente lo que yo busco, pero además con un plus que me encanta y es que el fin de estos programas de verano no es tanto el inglés como que se lo pasen fenomenal y terminen agotados al final del día para que no tengan ese momento que tanta pena me da que es la “mamitis”!

Ahora solo me falta esperar a que llegue ese momento y si después de su estancia en el extranjero quiere seguir yendo a Barbados, pues tendré que acompañarla!!!

No hay comentarios

Escribe un comentario