La nueva implantación de idiomas extranjeros en las aulas

Durante las últimas semanas hemos podido ver como España se sitúa a la cola de la Unión Europea en cuanto a la competencia de idiomas extranjeros. Nuestros alumnos resulta que son los más cualificados de Europa pero los idiomas son algo que todavía no han conseguido superar, por lo que parece. Cada vez más se imponen los conocimientos de un mínimo de idiomas extranjeros para acceder al sector laboral, y esto es uno de los inconvenientes con los que se encuentran los jóvenes españoles cuando finalizan sus estudios.

Y nosotros nos preguntamos, ¿De quién es la culpa? ¿A caso es de los estudiantes por no aprender? ¿o en cambio es de los profesores por no dar un nivel adecuado a sus alumnos? Podemos encontrar respuestas para todos los gustos, dependiendo de la posición de cada uno. Esta polémica ha llegado a las aulas, y por los visto los diferentes gobiernos provinciales están planteándose imponer más de una lengua obligatoria en las aulas, como es el caso del polémico caso de Baleares con el TIL.

Sí que es cierto, y todos estarán de acuerdo, que incentivar en las aulas desde el primer momento más de un idioma, ayudará a aumentar el nivel de estos idiomas en los jóvenes para que cuando finalicen sus estudios obtengan un nivel adecuado. Pero por otro lado, ¿No os resulta un poco ridículo imponer esto a partir de cursos ya avanzados? ¿Pretenden que los alumnos de quinto de primaria entiendan una clase de historia en inglés? El nuevo plan de educación que plantean no está mal, pero habría que aplicarlo poco a poco, para que los alumnos crecieran acostumbrándose y del mismo modo para que los profesores comenzarán a perfeccionar su inglés y puedan dar las clases en el idioma que les corresponda.

Imagino que opiniones hay para todos los gustos, por eso me gustaría conocer la tuya.

No hay comentarios

Escribe un comentario