¿Inglés de salón?

 

El último número de Capital Humano incluye un artículo de mi colega Desmond Nicholson, director en Cambridge ESOL, sobre el Marco Común Europeo para las lenguas, y el esfuerzo que se ha efectuado a nivel europeo para unificar criterios a la hora de medir la competencia lingüística utilizando baremos constantes.

Inglés para empresasLo cierto es que se han realizado enormes progresos en este sentido, y el resultado es la prueba de nivel BULATS. Este es un sistema de evaluación de nivel que personalmente he visto muy fiable, y que recomiendo a empresas que necesitan realizar una evaluación objetiva del nivel lingüístico de un gran colectivo de personas.

Pero sobre todo, lo que más me llama la atención del artículo de Desmond es la declaración de que “los profesionales podrían no estar suficientemente familiarizados con otros idiomas como para asegurar un uso correcto en entornos caracterizados por el estrés, la negociación detallada y sujetos además a recelos culturales”.

En otras palabras, muchos de nuestros estudiantes tienen un nivel de inglés intermedio-alto, pero “de salón”. En cuanto llegan a una situación real; cuando hay que negociar con alguien que no está dispuesto a ceder, cuando hay que exponer una idea y hacerla prevalecer sobre propuestas diferentes, cuando hay que participar en una reunión en la que uno representa a una oficina territorial con poco peso específico, es decir, en todas las situaciones en las que nos vemos en una situación de tensión por la naturaleza de nuestro trabajo, y son muchas, si además tenemos que defender nuestra postura en un segundo idioma tenemos todas las de perder.

A no ser que…

A no ser que vayamos entrenados para la ocasión. De ahí la eficacia de los cursos de inmersión, muy centrados en la adquisición de habilidades y estrategias útiles en el mundo real. No son cursos pensados para mejorar el nivel general de un idioma, sino para solventar problemas reales que le surgen a cada participante en su puesto de trabajo. Su lema:“¿Encajar en un curso? ¿O un curso que se adapta a ti?” hace referencia al hecho de que muchas secciones del curso se incluyen pensando en el perfil y las necesidades concretas de cada participantes.

No dudéis en pedir más información. Para el aprendizaje de un idioma no existen atajos ni remedios mágicos, pero este sistema es sin duda la mejor manera de conseguir progresos tangibles en sólo una semana.

Estaremos encantados de contar con vuestras opiniones.

 

David Warner

Director ASTEX PRO

No hay comentarios

Escribe un comentario