Cómo estirar tu presupuesto de formación

Según los informes de la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, la gran mayoría de empresas española, casi un 70%, no se benefician de las ayudas estatales a la formación.

Como sabéis, todas las empresas tienen un crédito para la formación cuya cuantía varía según lo que cotice a la Seguridad Social. Dado que las bonificaciones a la formación se obtienen descontando una parte del pago a la SS, en el caso de que ese crédito no se utilice, simplemente se pierde.

Esto no significa que para las empresas que se acogen a estas ayudas la formación les vaya a salir gratis (sobre este asunto ya colgué un post hace un año), pero sí que el presupuesto de formación ahora se puede estirar e incluir proyectos, o hacer la formación extensiva a colectivos, que de otro modo quedarían descartados por falta de medios.

Dadas las ventajas, habría que preguntar por qué la mayoría de las empresas optan por no bonificar su formación. La respuesta me la dio un director de Recursos Humanos de una empresa cliente: “David – me dijo – el proceso en sí, es tan farragoso e inflexible, que para obtener la bonificación tendría que asignar a una persona solo a gestionar esto, así que me sale más barato NO subvencionar la formación”.

Yo creo que es un error. Una consultora de formación seria absorbe todo el trabajo administrativo que conlleva la bonificación de la formación, por lo general a un coste muy razonable, que además es en sí mismo bonificable. Si quieres saber más sobre esto, pincha aquí.

Pero de momento, vale la pena quedarse con la idea. Es posible maximizar un presupuesto de formación limitado y acometer proyectos de cierta enjundia si se sabe manejar este recurso.

No dudéis en preguntar si necesitáis algún asesoramiento.

David Warner

Director ASTEXPRO

No hay comentarios

Escribe un comentario