Son muchos los amigos de cualquier nacionalidad que me preguntan sobre las diferencias entre el sistema educativo español y los de otros países. Aunque las diferencias son muchas, en última instancia la diferencia principal es que mientras que en España el énfasis se pone en el conocimiento, en otros países el foco se coloca sobre la habilidad o la experiencia.