Formación a particulares
Cada revista especializada que leo, cada congreso de Recursos humanos al que acudo, dedica una considerable cantidad de esfuerzo a enfatizar la importancia de lo que se ha venido en llamar Gestión del Talento.

Los idiomas cada vez cobran más protagonismo en el entorno laboral. El problema es que en muchas ocasiones no se tiene el nivel adecuado y que tampoco se tiene el tiempo necesario para poder dedicarlo a perfeccionar los idiomas.

Todavía parece haber bastante confusión a la hora de definir qué es un curso de inmersión. El término de por sí, parece que evoca más una película de submarinos, que un sistema de aprendizaje.

De modo que vamos a empezar por el principio y vamos a explicar a qué nos referimos con un curso de inmersión.
Casi sin darnos cuenta nuestro mundo se ha ido moviendo progresivamente al entorno virtual. ¿Os acordáis cuando hace solo unos años íbamos a una agencia de viajes para reservar un hotel? Hoy eso es casi inconcebible. Compramos y vendemos, consultamos nuestras cuentas bancarias, vemos las noticias, nos relacionamos con amigos distantes y hasta hacemos nuevos amigos en la red.
Curioso planteamiento pero se me ha presentado en más de una ocasión. Y la respuesta es…. Que sí, por supuesto o  que no, por supuesto. Y antes de que parezca que no estoy diciendo nada, paso a explicarme. En realidad depende de si la premisa de la que partimos (“Ya sé inglés”) es correcta.

Hace solo unos años, hablar de recibir una clase de inglés por teléfono resultaba algo extravagante. La mayor parte de la formación en idiomas era...

Este año muchas empresas vuelven a ajustarse el cinturón (para que luego digan que no hay “double dip”, o “doble recesión”), pero me resulta curioso...

Al hilo de lo que escribía hace unos meses sobre centralizar o descentralizar la formación, y sobre la conveniencia de utilizar varios proveedores de formación,...

A veces me sorprende pensar en la cantidad de gente que aprendió idiomas en el siglo pasado utilizando métodos de aprendizaje que hoy consideraríamos nefastos,...