Cursos de verano

Incluso los niños más reticentes a estudiar se entusiasmarían si se les propusiera aprender inglés en un entorno privilegiado en el que practicar un sinfín de actividades y deportes al aire libre. Esta es la fórmula de los campamentos de verano en el extranjero, que combinan el aprendizaje de un idioma y la práctica de todo tipo de deportes y excursiones en convivencia con niños y monitores nativos. Aunque la oferta internacional es muy variada, una muy buena opción a tener en cuenta son los campamentos en Estados Unidos.
La temporada estival es uno de los mejores momentos del año para que los más pequeños de la casa pasen unas semanas realizando actividades lúdicas e interesantes, como pueden ser cursos de idiomas en el extranjero y, en concreto, en algún país de habla inglesa.
Las vacaciones están para descansar. Pero también para aprovechar el tiempo y aprender algo nuevo, en especial si hablamos de estudiantes adolescentes, quienes pueden disfrutar de dos largos meses de ocio que dan para mucho. Por ejemplo, para hacer un curso de verano en alguna de las más renombradas universidades de Reino Unido o Estados Unidos.
Si hay una preocupación frecuente entre los padres es la de dar a sus hijos la educación que necesitan. Y más si se trata de aprovechar las oportunidades que quizá ellos no tuvieron. Como por ejemplo, realizar una estancia lingüística en un país extranjero, una maravillosa inversión que permite, además de aprender, vivir la experiencia de conocer otra cultura, otras costumbres y poder hablar e interactuar con sus habitantes.