Ahorro sí, pero no a cualquier precio

Hace pocas fechas, uno de nuestros clientes más antiguos nos notificó que suspendía su relación con ASTEX por un tema de ahorro de costes. En su caso, decidieron negociar directamente con el profesor que les asignamos. Con independencia de las consideraciones éticas que nos vengan a la mente y dado que con frecuencia nos encontramos con empresas que contratan directamente a sus profesores  ¿es ésta una buena decisión a nivel financiero?A primera vista puede parecer que tiene sentido. Al eliminar a la empresa proveedora del servicio, se elimina una figura que no parece que hace mayor papel que el de intermediario. Como ahora la empresa paga directamente al proveedor final, se ahorra ese coste intermedio y en la siguiente factura de formación se notarán los ahorros.

Pero ese ahorro viene con un precio. Piensa en todo a lo que renuncia el cliente al utilizar este sistema:

Una garantía de continuidad del curso

  • Imaginemos que uno de los profesores contratados directamente enferma o tiene que ausentarse durante un tiempo. ¿Quién lo sustituye? ¿Iniciamos un proceso de selección interno? ¿Suspendemos la formación?

Reporting

  • Es cierto que los profesores contratados directamente entregarán sus informes puntualmente a Recursos Humanos, pero cuando son varios, ¿Cómo manejas toda la información que llega desde diferentes fuentes y en distintos formatos?

Dirección pedagógica

  • Aunque todos los profesores independientes suelen ser excelentes profesionales, eso no significa que no necesiten directrices, que ocasionalmente no haya que reemplazarlos de una determinada clase porque no son el perfil adecuado, o que estén capacitados para ofrecer la misma calidad de enseñanza por los diversos canales formativos (clases por teléfono, cursos intensivos, etc) que suele requerir una empresa.

Cobertura nacional

  • Finalmente, recordemos que incluso empresas no muy grandes ya cuentan con oficinas y delegaciones en varios puntos de España. Ofrecer formación en todas las sedes significa contratar profesores directamente en varias localizaciones, a veces para cubrir solo unas pocas horas de clase al a semana. ¿Realmente vale la pena el esfuerzo?

En ASTEX siempre hemos defendido que los ahorros en la formación no tienen que implicar un detrimento en la calidad. Mejor poca formación de buena calidad, que mucha formación muy diluida y de calidad mediocre. Es mucho más útil conseguir los ahorros mediante el sistema de bonificaciones de la Fundación Tripartita. Sobre esto, puedes encontrar más información en esta entrada de este mismo blog.

 

No hay comentarios

Escribe un comentario